San Martín de Valdeiglesias está situada en el noroeste de la Comunidad de Madrid y es conocida por su entorno natural.

¿Sabías que, en promedio, recibe alrededor de 2.900 horas de sol al año? Esto equivale a unas 8 horas de luz solar diarias de media, ideal para poner en marcha tu proyecto de autoconsumo. Para comenzar, te explicamos todo lo que debes saber sobre las subvenciones del programa Next Generation de la Unión Europea, la deducción del IRPF o la bonificación del IBI, para rentabilizar tu instalación fotovoltaica.

Índice de Contenido

  • ¿Cómo funcionan las ayudas para instalar paneles solares en San Martín de Valdeiglesias?
  • ¿Cuáles son los requisitos para solicitar la Bonificación del IBI en San Martín de Valdeiglesias?
  • Tipos de deducción sobre el IRPF

¿Cómo funcionan las ayudas para instalar paneles solares de los Fondos Europeos Next-Generation?

La Unión Europea, a través de los fondos Next Generation, tiene un plan de ayuda para incentivar el uso de sistemas de autoabastecimiento energético. 

Las Comunidades Autónomas, como la Comunidad de Madrid, se encargan de la asignación de fondos, y las subvenciones alcanzan los 600 euros por kWp en paneles solares instalados en hogares y 490 euros por kWh en baterías. El presupuesto inicial es de 660 millones de euros, parte del Fondo de Recuperación y Resiliencia del Gobierno, que puede ampliarse por otras administraciones.

Las subvenciones se otorgan mediante concurrencia simple, es decir, por orden de solicitud hasta que se agoten los fondos. Las solicitudes se pueden presentar a lo largo del año 2023, y el Gobierno ha establecido ayudas adicionales para municipios de hasta 5.000 habitantes a través del Real Decreto RD 477/2021, para enfrentar el desafío demográfico.

Requisitos para solicitar la Bonificación del IBI en San Martín de Valdeiglesias.

En San Martín de Valdeiglesias se ofrece una bonificación del 10% durante un máximo de 5 años. Esta ayuda es aplicable a cualquier tipo de uso, ya sea residencial o industrial.

La cantidad de la bonificación dependerá del tipo y tamaño de la instalación.

  • Para la energía solar fotovoltaica, las propiedades residenciales con instalaciones de potencia pico menores a 10 kWp serán bonificadas con un máximo del 10% del costo total de la instalación, anualmente durante un máximo de cinco años.
  • Las propiedades no residenciales con instalaciones de potencia pico menores a 10 kWp serán bonificadas con un máximo del 10% del costo total de la instalación, anualmente durante un máximo de tres años. Aquellas con instalaciones de más de 10 kWp serán bonificadas con un máximo del 5% del costo total de la instalación durante cinco años.
  • En cuanto a la energía solar térmica, las propiedades con instalaciones de hasta 30 m² de superficie de captación serán bonificadas con un máximo del 10% del costo total de la instalación, anualmente durante un máximo de cinco años. 
  • Aquellas con instalaciones de más de 30 m² de superficie de captación serán bonificadas con un máximo del 10% del costo total de la instalación, anualmente durante un máximo de tres años.

Para ser elegible para esta bonificación, las instalaciones deben incluir colectores homologados por la Administración competente. Esta bonificación se aplica a instalaciones no obligatorias según la normativa específica, incluyendo instalaciones adicionales que amplíen lo establecido como obligatorio.

Para que no te preocupes por nada, en Werner te ayudamos a gestionar estas ayudas junto con nuestro equipo de asesores energéticos.

Tipos de deducción sobre el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

De acuerdo al Decreto Ley RDL 19/2021, hay tres tipos de deducción del IRPF sobre el costo de la instalación de paneles solares. 

  1. La primera permite una deducción del 20% del precio de la instalación, siempre y cuando se reduzca al menos un 7% en la demanda de calefacción y refrigeración. La base máxima en esta modalidad es de 5.000 euros anuales.
  1. La segunda se aplica si la instalación logra reducir al menos un 30% del consumo de energía primaria no renovable o mejorar la calificación energética de la vivienda a la clase «A» o «B». En este caso, se puede conseguir una deducción de hasta un 40% del precio de la instalación, con una base máxima de 7.500 euros anuales.
  1. Por último, si hablamos de reformas en edificios completos que sean de uso residencial, se podría conseguir una deducción de hasta un 60% del precio de la instalación. En este caso, la base máxima es de 15.000 euros anuales, y se requiere un certificado de eficiencia energética antes y después de la instalación para demostrar la mejora energética.